Comprando tu 2da. propiedad: ¿Cómo lo haces y qué cambió desde la 1era. vez?

LLÁMANOS O ESCRÍBENOS    210-1112      clientesvip@plazareg.com

Ya sea por el paso de tiempo o por las nuevas necesidades de la familia, cuando compras una segunda propiedad es una experiencia MUY DIFERENTE a cuando adquiriste tu primer hogar.

¿Sabes por qué?

Quizás te estés preguntando “¿qué tanto puede cambiar el proceso?” Y la respuesta es muy simple:� NADA HA CAMBIADO.

Lo más probable es que el proceso como tal, siga igual a cuando compraste tu primera propiedad, y que el único cambio sea cierta documentación adicional u otro protocolo interno de las hipotecarias y grupos desarrolladores.

La cuestión es que, aunque el proceso siga siendo el mismo, lo que ha cambiado eres tú y el mercado.

¿Por qué el mercado? Porque la economía va creciendo acorde lo hace el país y a medida que vamos copiando lo patrones, sistemas o tendencias internacionales en materia de construcción y negocios.

Conforme va pasando el tiempo (1) se va generando una inflación (casi imperceptible en Panamá, en comparación con otros países de la región) y (2) crece la cantidad de población (por consiguiente, técnicamente, también debería crecer la demanda habitacional).

Y, ¿por qué nosotros? Porque AHORA, que ya tenemos una primera propiedad formando parte de nuestro patrimonio, que tenemos un trabajo estable, que tenemos familia y más obligaciones, nuestras necesidades y deseos son DISTINTOS al pasado.

 

Según una publicación de zoocasa.com, una corredora de bienes raíces canadiense, una de las ventajas de tener una primera propiedad es la “equidad” que ganaste con el paso del tiempo.

 

Mientras que para la primera vez que compraste una propiedad seguramente tuviste que juntar tus ahorros de toda la vida con los de tu pareja, pedir dinero a tu familia y amigos o solicitar un préstamo a una hipotecaria (¡o incluso los tres!); lo más seguro es que no necesites hacerlo una segunda vez, porque al vender la primera propiedad tendrás una parte del dinero para financiar tu segundo hogar.

Y aquí es donde llega otra pregunta SÚPER IMPORTANTE. ¿Debería vender primero mi casa y comprar una segunda propiedad, o viceversa?

Mientras que los compradores primerizos tienen que luchar para ahorrar o pedir efectivo para sus depósitos, tu puedes utilizar tu primera propiedad como depósito o garantía. Esto lo haces a través de una solicitud de línea de crédito con garantía hipotecaria o un préstamo con garantía hipotecaria.

Ambas son soluciones financieras donde una entidad te da cierta suma de dinero que después debes pagar y donde colocas a tu propiedad como garantía, es decir, como prueba de tu compromiso de pago.

La diferencia de una medida con la otra es que en la primera tienes un límite de dinero preestablecido que puedes pedir como anticipo, mientras que en la otra obtienes todos los fondos en un mismo desembolso. [Para más dudas puedes contactar el banco de tu preferencia].

Si bien vender una propiedad para comprar otra parece ser el orden más lógico de las cosas, no solamente debes contemplar al dinero como motivador para vender.

Hazte otra preguntita… ¿a dónde vas a vivir mientras vendes tu casa y compras la otra?

Para ayudar en tu planificación, te sugerimos que llenes una especie de cuestionario personal. Esto te servirá para ordenar tus ideas y saber qué hacer para comprar tu segunda propiedad. En ese cuestionario necesitas preguntarte:

 

                 1. Si vendo mi hogar actual:
      1. a) ¿Cuánto dinero utilizaré para el ahorro, abono inicial y cuotas de pago?
        b) ¿Viviré temporalmente con amigos/familia? Si es así, ¿dónde podría almacenar mis pertenencias y cuánto me costaría?
        c) ¿Cuánto me costaría alquilar temporalmente en otro lugar?
    1. 2. Si elijo no vender mi hogar actual:
      1. a) ¿Me conviene solicitar una línea de crédito o préstamo con garantía hipotecaria?
        b) ¿Podría darle otro uso a mi primera propiedad mientras pago la segunda? (Como por ejemplo alquilarla a una familia o transformarla en un pequeño dormitorio universitario).

 

A partir de estas preguntas básicas van a surgir otras interrogantes que es bueno que tengas por escrito para no perder tu norte y evitar malgastar tu tiempo y dinero tomando decisiones financieras sin base o suficiente información.

Como pudiste ver en este artículo, para comprar una segunda propiedad los pilares principales siguen siendo los mismos de la primera vez: cuál es tu capacidad de pago y cómo planeas financiar la inversión.

Comprar una segunda propiedad DEFINITIVAMENTE no es algo imposible, ya que solo necesitas un poquito de planificación financiera y organización para cumplir con tu meta: mejorar tu calidad de vida y aumentar tu patrimonio familiar.

No olvides seguir nuestras redes sociales para leer más artículos como estos.

 

Y conoce HOY los tres proyectos residenciales de Regency Real Estate Developers:


AltaPark


Costa Linda


Maui



COMPARTIR
               


ARTÍCULOS RELACIONADOS


0 COMENTARIO(S)

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Sitio web